Centros de Día – Infancia Nómada

Abriendo Caminos

Información del Proyecto

Descripción del Proyecto

En India, la industria de la construcción es el mayor empleador de trabajadores nómadas o itinerantes: 35 millones de personas trabajan en estas condiciones, vagando de ciudad en ciudad y de obra en obra, según puedan acceder a un puesto de trabajo y a un salario por lo demás ínfimo.

Los hijos de estos trabajadores -estimados en alrededor de 30 millones en todo el país- son, sin duda, los más vulnerables del grupo: merodean en las calles adyacentes a las obras o entre los mismos escombros, exponiéndose a múltiples peligros; se les dificulta acceder a la escuela convencional porque no hablan el idioma local y porque permanecen en cada lugar un tiempo limitado. Como consecuencia, comienzan a trabajar en los sitios de la construcción a muy temprana edad o deambulan sin rumbo, lo que contribuye al incremento de los índices de trabajo infantil y a la intensificación del fenómeno de los Niños de la Calle.

Asha-Kiran realiza convenios con las empresas constructoras de la ciudad, comprometiéndose éstas a permitir y facilitar el establecimiento de Centros de Día dentro de las obras para los hijos e hijas de los trabajadores. En cada Centro trabajamos con una media de 40 niñas y niños menores de 16 años y sus familias.

Los Centros de Día para la Infancia Nómada permiten a los menores:

  • tener acceso a un ambiente de protección diaria frente a los peligros del entorno en el que viven
  • iniciar procesos de educación no-formal en caso de los menores no escolarizados
  • acceder a atención sanitaria curativa, preventiva y de rehabilitación
  • obtener atención de primera infancia (niños menores de 5 años)
  • disfrutar de una comida completa diaria y una merienda.
El testimonio de una pareja de trabajadores de la construcción.
centro-dia-01

Kamla y Kirstantal

Kamla: “Ahora estoy trabajando aquí, pero antes trabajaba en otra obra un poco más lejos. En la otra zona, nadie cuidaba a mi hijo cuando yo trabajaba. Yo trabajo desde las 9 de la mañana picando grava y cargándola hasta donde me pidan. No me puedo distraer. A mi hijo le gusta estar en el Centro. Sabemos que mientras esté aquí, está protegido.”

Kirstantal: “Además, está aprendiendo cosas; cada día una cosa nueva. Es mucho más satisfactorio que verlo deambulando de un sitio a otro. Si está todo el día dando vueltas por la construcción es muy peligroso y nosotros, mientras trabajamos, no podemos atenderlo.”

Publicar un Comentario

Rellene los campos requeridos y seleccione la casilla Anti-Spam

Está donando a: Fundación Asha-Kiran

Cuánto le gustaría donar?
10€ 20€ 30€
Le gustaría hacer donaciones regulares? Me gustaría donar Donación(es)
Cuántas veces quieres hacerlo? (incluyendo este pago) *
Nombre *
Apellido *
Email *
Teléfono
Dirección
Nota Adicional
Cargando…